Picture of Periódico Soberanía

Periódico Soberanía

Órgano de difusión del movimiento Colombia Soberana.

Programa mínimo para el movimiento de las universidades públicas | Declaración de la Juventud de Colombia Soberana

La juventud de Colombia Soberana propone el siguiente programa mínimo al movimiento de universidades públicas e invita a la resistencia civil por una educación para la soberanía nacional. ¡Fuera gobierno nacional de los gobiernos universitarios!

La universidad pública debe impartir contenidos científicos que ayuden a garantizar el avance de las fuerzas productivas de modo que se garantice la producción de riqueza nacional, condición necesaria para la soberanía. Dado el enanismo productivo de Colombia, dicha tarea es titánica. Así lo evidencia la balanza comercial que en febrero de 2024 fue deficitaria en US$762,5 millones FOB.

La globalización, a través del libre comercio, destruyó el agro y la incipiente industria colombiana. Gobiernos serviles especializaron al sistema educativo colombiano en la formación de mano de obra barata y calificada. Así, el Banco Mundial ordenó garantizar la cobertura por todos los medios posibles, incluida la educación privada y en concesión. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), señaló que la educación debía orientarse hacia las competencias y la educación técnica, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) impuso recortes y límites fiscales, constriñó la financiación pública y convirtió la universalización del derecho en un nicho de mercado privado.

El presidente Gustavo Petro y la ministra Vergara, sin siquiera reconocer ni calcular el déficit financiero del Sistema Universitario Estatal, que a 2018 ascendía a $18,2 billones, ni tener la intención de subsanarlo, promulgaron la Ley Estatutaria de la Educación, apoyados en el eufemismo de la educación como derecho universal, pero sin los recursos para garantizarlo. Introdujeron, además, las orientaciones en materia de cobertura, competencias técnicas y sostenibilidad fiscal.

Programa mínimo

En el marco de la lucha por una educación para la Soberanía Nacional y en oposición a la Ley Estatutaria de Educación de Petro y Vergara, la Juventud del Partido Colombia Soberana le propone al movimiento de las universidades públicas de Colombia el siguiente programa mínimo:

1. Financiación plena del Estado, priorizando el reconocimiento, cálculo y pago de la deuda histórica con las universidades públicas que no admite más espera ni excusas. Asimismo, un aumento en la destinación de recursos a la base presupuestal de las Instituciones de Educación Superior (IES) públicas, que supere el incremento de la demanda y la oferta, los Índices de Precios al Consumidor (IPC), los Índices de Costos de la Educación Superior (ICES), y los costos de operación (infraestructura, planta docente y trabajadores), pues la financiación debe guiarse por un proyecto de Estado para la educación superior pública que cubra progresivamente los rezagos frente a las naciones desarrolladas y reduzca las desigualdades dentro del país.

2. Calidad que permita a la universidad cumplir su objetivo principal de avanzar el conocimiento, para lo que debe tener contemplado en sus fines misionales la promoción y el fortalecimiento de la producción nacional del conocimiento científico, artístico, tecnológico, así como la investigación avanzada. Esto solo es posible con autonomía y financiación adecuada. Debe buscarse la excelencia académica en medio de la exposición y confrontación de ideas.

3. Autonomía plena e independiente del Estado, sector privado y de los planes impuestos por las agencias internacionales como la OCDE, BM, BID y el FMI. Una lucha contra el ánimo de lucro en la educación superior, prescrito en los TLC, que coarta el desarrollo del conocimiento científico, al reducirlo a los intereses del mercado.

4. Democracia. La mejor herramienta, para garantizar el correcto funcionamiento de la universidad, es a través de la democracia que implica 1) que la comunidad académica tome sus propias decisiones a través de métodos democráticos y sin injerencia de actores externos. El diálogo permanente de la comunidad universitaria con el Estado y el sector privado es fundamental para el cumplimiento de los fines misionales; sin embargo, la presencia de representantes del gobierno en los órganos de decisión universitarios va en contra de la plena autonomía universitaria; 2) que exista un ambiente que permita la conversación académica con todas las garantías para la libre expresión de las diferentes escuelas y puntos de vista, que no esté mediada por la violencia.

Sin importar su procedencia, los actos violentos van en contra de la naturaleza misma de la universidad. La argumentación, el debate público y la contrastación con la realidad constituyen el método propio para dirimir las contradicciones, discusiones y diferencias.

5. Resistencia Civil. La Juventud de Colombia Soberana convoca a la lucha, a la resistencia civil y a la movilización masiva de la comunidad universitaria en torno a este programa.

Picture of Periódico Soberanía

Periódico Soberanía

Órgano de difusión del movimiento Colombia Soberana.

Recientes

Agro
Andrés Bodensiek

Hambre y otras crisis agrarias: el legado de Jhenifer Mojica

Más de 6 meses llevan los productores del sector lácteo quejándose ante el gobierno por los múltiples problemas que atraviesa este importante renglón del sector agrícola, que es el modo de sustento de más de medio millón de familias colombianas. En 2023, Colombia importó entre 10.719 y 15.000 toneladas de lactosueros por un valor de 11,5 millones de dólares, al tiempo que los lecheros producen a pérdida. En Nariño, por ejemplo, se produce a $1.290 el litro de leche y el precio de compra es de $1.200. El senador de ese departamento fronterizo, Richard Fuelantala ha realizado dos audiencias en

Leer más »
Agro
Duberney Galvis

La malograda reforma agraria de Petro

No hay problema cuya solución se haya aplazado más en Colombia que el de la inequidad en la propiedad de la tierra rural. La variable de la tierra en la estructura agraria de Colombia, incluso en la etapa actual bajo el capitalismo financiero, arrastra la idea de “reducir al productor a una simple bestia de carga” (ver gráfico). Por eso el escándalo en el gobierno Petro de la compra de tierras para la Reforma Agraria o Reforma Rural Integral (RRI) –como se llama en el Acuerdo de Paz.  Pese a que el gobierno busca conformar un banco de tres millones de hectáreas

Leer más »
Scroll al inicio