Picture of Periódico Soberanía

Periódico Soberanía

Órgano de difusión del movimiento Colombia Soberana.

“Gustavo Petro está siguiendo la política de precios de los combustibles del FMI”

Entrevista a Diego Otero, presidente de la Asociación Colombiana de Economía Crítica y miembro de la junta directiva de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas

¿Es verdad que no se puede bajar el precio de la gasolina en Colombia?

¿Quién dijo que no? En el pasado se han bajado los precios. En el mundo, los precios de la gasolina suben y bajan. La razón por la que hoy están tan altos en Colombia es porque se están utilizando precios de tipo internacional. Nosotros somos un país que tiene petróleo y, por lo tanto, deberíamos cobrar según nuestros costos internos. Si lo hacemos, el precio de la gasolina no debe ser más de $11.000 el galón, lo mismo que el diésel. El precio de producir un galón de gasolina para Ecopetrol es de $3.000 pero, con la fórmula actual, Ecopetrol recibe cerca de $9.300. Están teniendo una ganancia extraordinaria. No hay ningún subsidio, como dice el gobierno de Petro, que ha seguido con las mismas políticas neoliberales de los anteriores, sin ninguna diferencia.

¿Y de dónde salió esa fórmula para fijar los precios de la gasolina y el diésel?

En Colombia, el Fondo Monetario Internacional (FMI) es el autor de la política actual. Yo fui viceministro de Minas entre 1994 y 1995 y los precios de los combustibles los definíamos según los precios internos, o sea, según lo que costaba a Ecopetrol en sus refinerías producir un galón de gasolina. En 1997 llegó una misión del FMI a Colombia y dijo que había que hacer el cálculo como si exportáramos gasolina y colocar precios de referencia internacionales. En diciembre de 1998, Luis Carlos Valenzuela, ministro de Pastrana, expidió la primera resolución que nos impone precios de referencia internacional. Todos los gobiernos de ahí en adelante la han seguido: Uribe, Santos, Duque y ahora Petro. Es una política del FMI y es una condición que ha puesto el FMI a los gobiernos, que incluyen a Gustavo Petro. Gustavo Petro está siguiendo la política de precios de los combustibles del FMI. Acuérdese que él, antes de ser presidente, fue al FMI. Allá hizo acuerdos sobre este tema, sobre mantener la regla fiscal, sobre mantener la deuda por debajo del 60% del PIB. Eso es lo que han hecho sus ministros de Hacienda, José Antonio Ocampo y Ricardo Bonilla. Yo quiero recordar que el ministro Bonilla estuvo en la Comisión Tributaria del gobierno de Santos y allí propuso elevar el IVA al 16% para la canasta familiar. Eso solamente lo hacen los neoliberales, los ortodoxos, la derecha.

Pero ellos presentan el alza de los combustibles como una medida del gobierno del cambio, que está corrigiendo un desfalco que dejaron los anteriores. ¿Eso es mentira?

Ese es el chantaje que utilizan. Nosotros estamos siguiendo al FMI, pero somos más estrictos que el FMI, porque tenemos un Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles que no existe en casi ningún país del mundo, es como un invento de Colombia. Ese fondo fue creado por una ley en el gobierno Álvaro Uribe, su Plan Nacional de Desarrollo 2006 – 2010. Esa ley se siguió aprobando en los siguientes gobiernos, incluido el de Petro, que lo aprobó en su Plan Nacional de Desarrollo 2023 – 2026. El chantaje es decir que existe un fondo, que hay un déficit en el fondo y que nos toca sacar del presupuesto nacional para cubrir el fondo. ¡Pues acaben el fondo! Lo que se crea por ley, se acaba por ley.

El gobierno tiene la solución a la mano, pero ¿qué puede hacer la gente?

El único camino es la calle. Hay que protestar. Los gobiernos no hacen caso sino a la calle. Este señor quiere subir el precio del diésel en $9.000 pesos al galón. ¡Eso es casi el 90%! Las tarifas del transporte aumentarían fuertemente, el transporte de bienes se encarecería, aumentaría la inflación y disminuiría la competitividad, porque sería más costoso producir. El diésel se utiliza en volquetas, camiones, equipo agrícola, tractores, plantas eléctricas… Eso sería una calamidad. Si no hay calle, si la gente no sale a protestar, no hay nada que hacer.

Diego Caricatura. (2023, 28 agosto). El Alza. Precio de la gasolina. https://www.instagram.com/p/Cwfdy4ZA89q/?igshid=MzRlODBiNWFlZA== 

Picture of Periódico Soberanía

Periódico Soberanía

Órgano de difusión del movimiento Colombia Soberana.

Recientes

Agro
Andrés Bodensiek

Hambre y otras crisis agrarias: el legado de Jhenifer Mojica

Más de 6 meses llevan los productores del sector lácteo quejándose ante el gobierno por los múltiples problemas que atraviesa este importante renglón del sector agrícola, que es el modo de sustento de más de medio millón de familias colombianas. En 2023, Colombia importó entre 10.719 y 15.000 toneladas de lactosueros por un valor de 11,5 millones de dólares, al tiempo que los lecheros producen a pérdida. En Nariño, por ejemplo, se produce a $1.290 el litro de leche y el precio de compra es de $1.200. El senador de ese departamento fronterizo, Richard Fuelantala ha realizado dos audiencias en

Leer más »
Agro
Duberney Galvis

La malograda reforma agraria de Petro

No hay problema cuya solución se haya aplazado más en Colombia que el de la inequidad en la propiedad de la tierra rural. La variable de la tierra en la estructura agraria de Colombia, incluso en la etapa actual bajo el capitalismo financiero, arrastra la idea de “reducir al productor a una simple bestia de carga” (ver gráfico). Por eso el escándalo en el gobierno Petro de la compra de tierras para la Reforma Agraria o Reforma Rural Integral (RRI) –como se llama en el Acuerdo de Paz.  Pese a que el gobierno busca conformar un banco de tres millones de hectáreas

Leer más »
Scroll al inicio