Picture of Periódico Soberanía

Periódico Soberanía

Órgano de difusión del movimiento Colombia Soberana.

Primer año de Petro: nueva embestida contra la soberanía nacional

El 7 de agosto se cumplió el primer año de gobierno de Gustavo Petro quien, elegido bajo las narrativas del “cambio” y el “progresismo”, llegó al poder gracias al apoyo de políticos tradicionales como Juan Manuel Santos y César Gaviria1, y de otros sectores aglutinados en el Pacto Histórico.  A contramano de la ruidosa retórica, la aplicación de las políticas económicas que han regido a Colombia desde los 90 no ha cesado y se continúa con las directrices neoliberales impuestas por el Consenso de Washington y reforzadas con la Confianza Inversionista y los Tratados de Libre Comercio -TLC- de los 2000. 

Son relevantes el incremento de la deuda externa de Colombia, que pasó del 63.0% del Producto Interno Bruto -PIB- en 2022, al 68.1% del PIB en 20232; iniciativas legislativas como la ya aprobada Reforma Tributaria, que traslada dicho endeudamiento a los colombianos a través de impuestos regresivos a los combustibles y vehículos, a productos de la canasta familiar; de impuestos a la renta y al patrimonio que golpean más a grupos de la clase media-alta que a los superricos3, todas en el marco de la disciplina fiscal del FMI y de la consolidación como un deudor viable. 

Las directrices en materia internacional van en la misma línea, en donde la infausta instalación militar en la Isla Gorgona; la Operación Unitas LXIV dirigida por el Comando Sur, y el acuerdo trilateral entre Estados Unidos, Panamá y Colombia para controlar la ola migratoria en el Tapón del Darién4, reiteran la injerencia estadounidense. Las proclamas “ambientalistas” y de “defensa de la vida” se desvanecen con propuestas como la de crear una “OTAN amazónica”5, o la del cambio de deuda por acción climática, que supedita el control de territorios estratégicos a designios extranjeros y la eventual explotación indiscriminada de los recursos naturales.  

En su recetario, el nuevo inquilino de la Casa de Nariño promueve medidas contra la producción nacional y, con el expediente medioambiental, ataca la explotación y las nuevas exploraciones de hidrocarburos, a riesgo de trocar a Colombia de país exportador a importador. Para agravar las cosas, ha incrementado en 52% el precio de la gasolina y anuncia uno similar para el diésel con gravosas secuelas sobre el bolsillo de los colombianos, en los importes del transporte, la carga y de los productos básicos de consumo.

Aunque Petro se eligió con el discurso contra el hambre y el desempleo, y del combate a la carestía de los alimentos y a la inflación, la insuficiencia alimentaria que padecían 9,8 millones en 2022 pasó a 19,7 millones para 2023. Según el Programa Mundial de Alimentos de la ONU6, para enero de este año, el costo de la canasta básica en Colombia fue de $292.650 pesos, un 28,61% más que en enero de 20227. En materia de desempleo, Colombia se consolida como el país con la tasa más alta en Suramérica, 9,3%, y ha sido incapaz de lidiar con la informalidad laboral, que bordeó en el primer trimestre de 2023 el 58,2 % (DANE). 

Los negativos resultados no concuerdan con la proclama petrista, pero sí con su naturaleza sofista, que ya desaprueba más de la mitad de la población según los estudios de opinión8. Las herramientas discursivas del gobierno se agotan, cuando entre los verdaderos ganadores de este primer año está el sector financiero, que creció 22,8%, mientras el comercio apenas el 0,5% y la agricultura, la industria y la construcción reportan números en rojo9.

Reflejo de dichas incoherencias son el Plan Nacional de Desarrollo -PND- y las reformas tributarias, salud, educación y laboral presentadas por la actual administración. En concreto el PND “Colombia, potencia mundial de la vida”, pone al descubierto a la hoja de ruta del gobierno, el cual lejos de establecerse como un momento de cambio en la historia de Colombia, garantiza la continuidad de políticas neoliberales que laceran la producción nacional, estancan la economía y atenúan el empleo, salvaguardando así las ganancias de multinacionales y del capital extranjero.

En lo cultural la propuesta del Gobierno de Petro y Márquez resucita los postulados de la mercantilista Economía Naranja propuesta por el gobierno de Iván Duque. Es una criatura del BID para Latinoamérica y el Caribe definida “como el conjunto de actividades que, de manera encadenada, permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios culturales, cuyo valor está determinado por su contenido de propiedad intelectual”10.  

El actual gobierno sólo le hace cambios semánticos, con el bautizo a la Economía Naranja como Economía Multicolor, y al Ministerio, como de las Culturas, las Artes y los Saberes, pero mantiene toda la política cultural existente, incluido el Plan Decenal de Cultura 2023 – 2033 propuesto por Duque y que ratifica los ejes de la anterior en el Plan Nacional de Desarrollo, con las puertas abiertas a la enajenación del patrimonio material e inmaterial, inclusive los tesoros del Galeón San José. 

Las reformas presentadas en salud y educación reviven el debate sobre los derechos fundamentales vuweltos negocio financiero rentable. La primera va en consonancia con la consolidación de una red de IPS privadas, tomada por crecientes inversiones de capital extranjero, al tenor del mismo sistema de la ley 100, que marchitó las IPS públicas y produjo un mercado concentrado en cada vez menos EPS. El giro directo de la ADRES a las IPS, casi sin filtros como se propone para el 80% del valor de las facturas, que constituye la gran apuesta financiera de la reforma, y la transformación de las EPS en gestoras, potenciará el lucro como factor predominante. 

En la educación, el Pacto Histórico afila la financiación educativa a la demanda como mecanismo de privatización, mediante la financiación contingente al ingreso para los créditos educativos y la pantomima de una “política de gratuidad”. Consiste en perfilar a las y los egresados a las necesidades del mercado global mediante el Sistema Nacional de Cualificaciones dictado por la OCDE y adelantado por Iván Duque. Pretende también acabar con los posdoctorados y las tesis investigativas para maestrías, además de flexibilizar la calidad para la creación masiva de programas y universidades que desechen la generación de conocimiento por volcarse hacia la educación técnica y tecnológica, de mano de obra calificada, con el salario mínimo como remuneración media al concatenarse con la propuesta laboral. 

De la misma manera, y cómo lo ha denunciado Colombiana Soberana, en el ámbito laboral la embestida continúa. La reforma presentada por el gobierno Petro “contempla medidas perjudiciales para los trabajadores como el ataque a la estabilidad laboral reforzada (Art.7), la jornada laboral flexible (Art. 17) y la imposición de la unidad negocial (Art. 58)”11. La cual, no es sólo una ofensiva directriz en contra de los y las trabajadoras, sino que al largo plazo sería la responsable de la pérdida de 454.000 empleos12 gracias al aumento en los costos laborales que han de asumir las pequeñas y medianas empresas.

Ante este pavoroso panorama, no se hace extraño que los cafeteros se hayan movilizado el pasado 17 de agosto en Armenia, para exigirle al gobierno y a la Federación de Cafeteros que se establezcan aranceles a las importaciones de café y un nuevo precio interno que corresponda con los costos de producción. O que cientos de colombianos hubieran salido a las calles a marchar en contra de las brutales alzas a los combustibles el 28 de agosto. Hechos que sin duda develan el futuro que le depara al país. 

El primer año de Petro ha estado asediado por borrascas políticas venidas del entorno palaciego. El rifirrafe entre Laura Sarabia y Armando Benedetti con polémicas declaraciones reveladas en los audios filtrados; interceptaciones ilegales; el descubrimiento de ingresos de dineros no registrados por la campaña presidencial; el vergonzoso proceso judicial en el que está incurso Nicolás Petro, hijo del presidente y uno de los jefes de la campaña del Pacto Histórico en la Costa Caribe, quien confesó el acopio de contribuciones ilegales para sí y para la causa petrista, de lo que resulta la superación de los topes legales para su financiación. Un delito cuya consumación debe comprobar pronto el Consejo Electoral, nauseabundo como los del Proceso 8.000 y Odebrecht. 

Mientras la autoproclamada oposición esboza tímidas críticas pero acata la nuez de las reformas, y el “centro independiente” descarta cualquier oposición abierta a las más retrógradas propuestas oficiales y de manera abierta respalda algunas de ellas, Petro repite el contubernio con la clase política tradicional y la obediencia a las agencias financieras extranjeras, en contra de los mayores intereses nacionales, expresados en tramoyas politiqueras más descompuestas y la profundización del neoliberalismo. Los estragos se multiplican por doquier, bien en la peor crisis cafetera de la historia, que pone al borde de la bancarrota a 550.000 familias productoras, o bien sobre los recortados presupuestos de los hogares colombianos que hoy compran el galón de gasolina a $3,29 dólares13, casi al precio en Nueva York14

No le faltó razón a Carlos Gaviria Díaz, cuando, al explicar el triunfo de Petro a la alcaldía de Bogotá en 2011 dijo: “gana por hacer demasiadas concesiones a la política tradicional”15, extendidas una década después como presidente a los ucases de Washington. El carácter neocolonial del país se ha remarcado, el “cambio” es una mayor regresión.

El movimiento Colombia Soberana reafirma la oposición al gobierno pro estadounidense de Petro y Márquez, y afianza el compromiso con la defensa de la Soberanía Nacional y la promoción de la resistencia civil contra todo lo que la lesione o menoscabe el bienestar general.

  1. Política. (2022, 14 julio). La calurosa bienvenida de Gustavo Petro al Partido Liberal. El Tiempohttps://www.eltiempo.com/politica/gobierno/gustavo-petro-da-la-bienvenida-al-partido-liberal-a-coalicion-de-gobierno-687232 ↩︎
  2. Colombia: 2023 Article IV Consultation-Press Release; Staff Report; and Statement by the Executive Director for Colombia. (2023, 23 marzo). IMF. https://www.imf.org/en/Publications/CR/Issues/2023/03/23/Colombia-2023-Article-IV-Consultation-Press-Release-Staff-Report-and-Statement-by-the-531266 ↩︎
  3. PricewaterhouseCoopers. (s. f.). Resumen Ejecutivo de la reforma tributaria 2022. PwC. https://www.pwc.com/co/es/pwc-insights/resumen-ejecutivo-reforma-tributaria-2022.html ↩︎
  4. Looking South: A conversation with GEN Laura Richardson on security challenges in Latin America. (2023). www.csis.orghttps://www.csis.org/analysis/looking-south-conversation-gen-laura-richardson-security-challenges-latin-america ↩︎
  5. Delgado, J. S. L. (2023, 9 agosto). Una OTAN amazónica Y las otras propuestas del presidente Gustavo Petro en Belém do Pará. El Tiempo. Tiempohttps://www.eltiempo.com/politica/gobierno/una-otan-amazonica-y-las-otras-propuestas-del-presidente-gustavo-petro-en-belem-do-para-794158 ↩︎
  6.  The Hunger Map. https://hungermap.wfp.org/. Recuperado el 4 de septiembre de 2023.  ↩︎
  7. Portafolio. (2023, 30 enero). Lo que un trabajador con salario mínimo gasta en la canasta básica. Portafolio.co. https://www.portafolio.co/economia/finanzas/canasta-basica-lo-que-un-trabajador-con-salario-minimo-invierte-577691 ↩︎
  8. Desaprobación de Petro supera el 50%, Modelo de La Silla Vacia que pondera las encuestas de opinión nacionales. Recuperado el 25 de septiembre de 2023. https://www.instagram.com/p/CvunIH_AqfW/ ↩︎
  9.  Ver https://twitter.com/OtraPreguntaA/status/1666533221259960320?s=20 ↩︎
  10.  Lazaro, D. P. (2020). El BID lanza el primer curso online de economía naranja. Industrias Creativashttps://blogs.iadb.org/cultura-arte-creatividad/es/bid-lanza-primer-curso-online-economia-naranja/ ↩︎
  11. Soberanía, P. (2023). Líderes sindicales hablan sobre la reforma laboral. Soberaníahttps://soberania.co/entrevista/entrevista-a-lideres-sindicales-cut/2023/ ↩︎
  12. Banco de la República. Reportes del mercado Laboral. Abril de 2023 https://repositorio.banrep.gov.co/bitstream/handle/20.500.12134/10626/reporte-de-mercado-laboral-abril-2023.pdf ↩︎
  13. Colombia Precios de la gasolina, 04-sept-2023 | GlobalPetrolPrices.com. (s. f.). GlobalPetrolPrices.com. https://es.globalpetrolprices.com/Colombia/gasoline_prices/ ↩︎
  14. Weekly average motor gasoline Prices – NYSERDA. (s. f.). NYSERDA. https://www.nyserda.ny.gov/Energy-Prices/Motor-Gasoline/Weekly-Average-Motor-Gasoline-Prices#NYC-Metro ↩︎
  15.  Notiagen. (2011, 2 noviembre). Carlos Gaviria: «Gustavo Petro gana porque ha hecho demasiadas concesiones a la política tradicional».  https://notiagen.wordpress.com/2011/11/02/carlos-gaviria-%C2%ABgustavo-petro-gana-porque-ha-hecho-demasiadas-concesiones-a-la-politica-tradicional%C2%BB/ ↩︎
Picture of Periódico Soberanía

Periódico Soberanía

Órgano de difusión del movimiento Colombia Soberana.

Recientes

Agro
Andrés Bodensiek

Hambre y otras crisis agrarias: el legado de Jhenifer Mojica

Más de 6 meses llevan los productores del sector lácteo quejándose ante el gobierno por los múltiples problemas que atraviesa este importante renglón del sector agrícola, que es el modo de sustento de más de medio millón de familias colombianas. En 2023, Colombia importó entre 10.719 y 15.000 toneladas de lactosueros por un valor de 11,5 millones de dólares, al tiempo que los lecheros producen a pérdida. En Nariño, por ejemplo, se produce a $1.290 el litro de leche y el precio de compra es de $1.200. El senador de ese departamento fronterizo, Richard Fuelantala ha realizado dos audiencias en

Leer más »
Agro
Duberney Galvis

La malograda reforma agraria de Petro

No hay problema cuya solución se haya aplazado más en Colombia que el de la inequidad en la propiedad de la tierra rural. La variable de la tierra en la estructura agraria de Colombia, incluso en la etapa actual bajo el capitalismo financiero, arrastra la idea de “reducir al productor a una simple bestia de carga” (ver gráfico). Por eso el escándalo en el gobierno Petro de la compra de tierras para la Reforma Agraria o Reforma Rural Integral (RRI) –como se llama en el Acuerdo de Paz.  Pese a que el gobierno busca conformar un banco de tres millones de hectáreas

Leer más »
Scroll al inicio